Aprovechá el 10% off por pago efectivo/transferencia o las 3, 6 o 12 cuotas sin interés

Baby-led weaning: cómo empezar

Algo que me gusta del BLW es que el bebé conoce cómo es cada alimento de verdad, no con mezclas extrañas o texturas que no le son propias. El bebé toca, huele, espachurra y aprende cómo es cada alimento tanto en sabor como en textura, aprende cuánto tiene que masticar cada cosa, etc. 



Baby-led weaning: cómo empezar

Desde mi punto de vista una de las peores cosas del BLW es que no sabes por dónde empezar.

Yo al menos me he sentido muy perdida sobre qué alimentos ofrecer y, sobre todo, cómo ofrecérselos.

Creo que tenemos muy interiorizado el tema de los purés y nos resulta complicado salir de ahí:

En gran medida porque no confiamos nada en que nuestros hijos sean capaces de alimentarse si no se lo damos todo triturado.Y porque tampoco tenemos referentes.Y es algo tan poco frecuente que es complicado encontrar otra madre cerca con quien compartir experiencias. Yo lo he intentado y lo único que he encontrado son padres y madres a los que les tengo que explicar de qué estoy hablando. Que en general cuando lo cuento la acogida es buena, pero nadie lo ha puesto en práctica así que no me pueden aconsejar.

En definitiva, lo que he dicho siempre: falta de tribu.

He querido escribir este post para compartir las cositas que he ido aprendiendo.


¿Cuándo empezar a ofrecer alimentos al bebé?

Hasta los 6 meses de edad el bebé debe estar alimentarse con lactancia exclusiva, ya sea materna o artificial.

A partir de ahí podríamos empezar a valorar introducir la alimentación complementaria.

Es muy importante tener claro que estos alimentos son complementarios a la leche, que sigue siendo la principal fuente de alimento del bebé hasta pasado el año.

Los expertos recomiendan que no atendamos tanto a la edad sino a los signos que muestra el niño de estar preparado para empezar a comer. En concreto:

Que se sostenga sentado solo y sin ayudaQue muestre interés por los alimentosQue no tenga reflejo de extrusión

¿Y esto cuando se cumple? Por mi experiencia, difícilmente a los seis meses. Sí que puede que el bebé tenga interés por los alimentos (más por curiosidad que por hambre) pero lo más habitual en un bebé de seis meses es que no se sostenga sentado bien tiesito.


¿Por qué alimentos empezar con el baby-led weaning?

Creo que es uno de los temas que más loca me ha traído porque cada cual te dice una cosa.

En la consulta de nuestra enfermera dan unos consejos totalmente desactualizados en los que te marcan el orden exacto de introducción de los alimentos y hasta las cantidades que debes administrar cada día.

Sin embargo, hoy día existe consenso en que el orden de los alimentos no es importante ya que no previene de alergias retrasar algunos. Que lo único que hay que hacer es introducir los alimentos de uno en uno y en pequeña cantidad, dejando que el bebé aprenda y experimente más que obligándole a engullir.


Calabaza en el micro o asada, sola o en otras preparaciones

Papa cocida, sola o en otras preparaciones

Zanahoria, hecha en el micro, para comerla sola o dentro de alguna comida

Brócoli. Cocido o al micro o en el horno convencional

Coliflor. Cocida al igual que el brócoli

Pimiento rojo, a la plancha en bastones

Calabacín, a la plancha.

Ternera, en tiras de carne a la plancha

Pollo, en tiras asadas a la plancha

Pan integral y sin sal

Arroz (doble carolina bien cocido y pisado), en bolitas con otros alimentos

Plátano (banana, entera o en rodajas)

Pera en tiras

Manzana en tiras (sin cáscara)

Aguacate en tiras

Huevo duro. En tiras


Ventajas del baby-led weaning

Para mi la principal ventaja es que el bebé aprende en cada comida cómo es cada alimento y a qué sabe y directamente aprende a comer como los mayores, por lo que nos saltamos una etapa de transición que deberíamos hacer después al retirar los triturados.

Por otro lado, aprovechamos que los bebés ahora mismo quieren probarlo todo. Porque dentro de muy pocos meses empezará a rechazar alimentos y por sus hermanos se muy bien que luego es muy difícil luchar contra esa negativa. Con el BLW me aseguro de que ahora que tiene ganas va a probar un gran abanico de alimentos sanos y ricos, algo que espero que le ayude más adelante a seguir comiendo bien.

Aunque pueda parecer lo contrario, a mi me parece mucho más cómodo preparar la comida en plan finger food que hacer purés. Tardo menos, mancho menos la cocina y es más rápido.

Otra cosa que me gusta es que dentro de nada ella estará comiendo los alimentos que comemos habitualmente en casa, por lo que no tengo que estar comprándole cosas en exclusiva para ella, que me parece cero práctico.


¿Qué necesito para hacer BLW?

1.- Baberos

2.- Quitamanchas

3.- Limpiador desinfectante

4.- Una trona (sillita de comer)

5.- Platos con separaciones para las diferentes comidas, colores y texturas


FUENTE: https://mamacontracorriente.com


Mi carrito